Limpieza de cisternas y taques de agua

 

La limpieza y desinfección, consiste en la evacuación y eliminación de sedimentos, cuerpos extraños, algas, huevos y larvas de mosquitos, bacterias, microorganismos, etc., que  pudieran encontrarse en el agua estancada o desprenderse de las paredes y del fondo de los tanques y cisternas durante la limpieza.

Cuyo objetivo es obtener un grado óptimo de Sanitizacion  para proteger la salud de los usuarios.

Procedimiento de la Limpieza y Desinfeccion

Preparación de Ambientes.- Se coordinará con el responsable de la instalación  la evacuación total del agua de la  cisterna y del  tanque elevado.

Tratamiento:

a) Se procede a limpiar las paredes y techo del tanque de agua  con espátulas y frotando las superficies con cepillos hasta dejarlos limpios y libres de algas, musgos, sedimentos, adherencias, cuerpos extraños,  etc.

b) Se lava el   tanque con  cloro y/o SANIQUAT y rasquetearlo hasta dejar las superficies totalmente libres de algas, musgos, sedimentos, adherencias, cuerpos extraños, etc.

c) Se procede a desinfectar las superficies aplicando los productos sobre paredes, pisos y  techos,

d) Se desagua la cisterna y se enjuaga  utilizando  agua diluida con los  desinfectantes para que  pasen por los tubos de agua hasta llegar a los grifos.

e) Se procede a llenar las cisternas y/o tanques aplicando una cantidad determinada de desinfectantes, de acuerdo a la cantidad de agua de los tanques. 

Post-tratamiento.- Después de haber realizado el Lavado y Desinfección de la  cisterna se procederá  a colocar las tapas en sus respectivos lugares y  empezará el llenado de  la cisterna hasta su nivel normal; no deberá sorprender que la primera agua que salga por los grifos o caños tenga un poco de espuma, producto de los desinfectantes aplicados durante el primer enjuague, por lo que recomendamos dejar pasar el agua por las griferías durante unos 15 minutos antes de tomarla para luego ser declarado en uso.